El aspecto negativo de querer ser mejor

running-field-photography-1127120Imagen de uso libre 

Siempre se elogia el querer ser mejor. El entrenar fuerte y ganar. Algunos, incluso, el ganar como sea. Estos últimos dividen el mundo en perdedores y ganadores, y, al mismo tiempo, te dicen que más te vale no estar en el primer grupo. Con el afán de acostumbrarnos al negocio de la grandilocuencia, los libros inspiradores siempre tratan sobre esta clase de ganadores.

Sin embargo es bueno tratar de mirar más allá de la pomposidad heroica basada en apariencias. Querer ser mejor que el otro, no solo es una pérdida de tiempo, sino que tiene algo de patológico. No me refiero a personas genuinas, humildes, pero competitivas, como en el mundo del deporte lo son Andrés Iniesta o Rafael Nadal, sino a gente que no puede respirar si no se compara y necesita ver a los demás debajo para saber que está arriba. Dar lo mejor y querer ganar son rasgos naturales de quienes somos competitivos, pero uno corre mirando hacia el frente, no hacia los lados.

Sin embargo, querer ser mejor sin la necesidad de entrar en comparaciones enfermizas tampoco es automáticamente una virtud. Dentro del “querer ser mejor que uno mismo” también podría haber un sentido de insuficiencia; es decir, del necesitar conseguir algo para recién poder sentirse validado. No me refiero aquí a quienes van por sus objetivos con esfuerzo, placer y disciplina, sino a gente que cree que todavía no tiene la capacidad para sentirse que hoy es suficiente. Es bastante estúpido llamarle “motivación” al acto de auto-flagelarse.

No solo impide disfrutar plenamente del presente, porque los placeres se postergan hasta la consecución de la nueva identidad, sino que puede servir de aliciente -y lo sé por experiencia propia – para caer en un profundo y divertido túnel de procrastinación: es tan largo y sufrido el camino de volverse una persona ganadora, osada, audaz, valerosa, me río yo de los torpedos, surfeo yo los maremotos, que mejor conviene relajarse un rato. Y así, no solo se postergan los placeres, sino también los sacrificios necesarios para avanzar.

El aspecto negativo del querer ser mejor se manifiesta cuando se pone en juego el valor intrínseco del ser. Porque querer sanamente ser mejor que uno mismo es extraordinario y afortunadamente siempre habrá algo que aprender u optimizar. Pero también hay dentro de ti y de mí rasgos intrínsecos muy valiosos en este preciso momento. Y no están en juego. Y están ahí para ser apreciados y dejar de obsesionarse siempre con lo que falta.

Pero al igual que una cuerda no puede estar tan tensa porque está en peligro de romperse, tampoco puede estar sin ninguna clase de tensión, porque sino no suena. En ese sentido, la necesidad de sentirse valioso hoy no puede invitarnos a caer en el otro extremo: el adormecimiento que representa el “ya llegué”, convirtiéndose uno en una persona holgazana, sabelotodo, auto-complaciente, me río yo de la disciplina mientras mi mami me mantiene. 

Hay cierta tensión que abrazar entonces: querer ser mejor que uno mismo es un proceso que, en mucha gente sabia, no termina nunca. Va más allá de la simple consecución de un trofeo. Un trofeo puede ser un objetivo, pero el trofeo real es el proceso. Y es esa misma gente la que sabe que su valor nunca estuvo en juego y, por tanto, trata al triunfo y la derrota – esos dos impostores, como bien subrayó Kipling – de la misma forma.

Es, en realidad, en honor al reconocimiento de ese valor intrínseco que representa el pertenecer al género humano, que deciden, con paciencia y compasión, hacerse mejores cada vez. Y así, generan el mejor de los efectos: que quienes están a su alrededor se acepten plenamente para, a partir de ahí, emprender el eterno camino de ser mejores.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s