Aprender a aprender

Soy, como podrá evidenciarse de posts anteriores, un seguidor del excelente blog de Cal Newport. En uno de sus últimos posts, se resaltan los beneficios de aprender cosas difíciles, en base a lo que dijo Joe Rogan en uno de los últimos episodios de su podcast “The Joe Rogan Experience”, en el cual entrevista al comediante Bryan Callen:

 

 

 

Alrededor del minuto 29:45, Rogan empieza a hablar del arte de aprender a aprender. Esto es lo que dice:

“Cuando te pones en una situación en la que realmente apestas haciendo algo, ello es realmente bueno para ti: es bueno apestar haciendo ciertas cosas y tratar de mejorar en ellas. Sea lo que sea, así sea aprender a jugar ajedrez (…), jugar tenis, lo que sea: cuando aprendes a hacer algo en lo que apestas primero, tienes que concentrarse en mejorar y eso de mejorar se traduce en otros aspectos de tu vida y es una habilidad;  hacerse bueno en algo es una habilidad. No quiere decir que porque seas bueno en el tiro con arco, serás bueno aprendiendo a tocar el piano. Pero si te puedes volver bueno aprendiendo a tocar el piano, te puedes volver bueno aprendiendo en el tiro al arco. Porque hay una cuestión ahí sobre aprender a aprender”.

Concuerdo plenamente con Rogan y por eso pienso que es importante tener la “mentalidad de principiante” que luego menciona Bryan Callen en la entrevista. Creo que una de las claves para conseguir llevar una vida satisfactoria y plagada de sentido es no dejar nunca de aprender y experimentar, aunque solo sea algo que se pueda considerar un hobby. Más allá de lo atractivo que resulta conseguir cualquier premio, que suele reducirse a un momento específico, es más gratificante mantener intacta la curiosidad y la “aceptación voluntaria de superar obstáculos innecesarios”, citando a Bernard Suits.

Más allá de los pasatiempos y yendo a lo laboral, pienso que una oportunidad crucial que proporcionan aquellos trabajos que en un principio parecen desagradables y son a veces la única opción en el momento, es la de aprender a fortalecer el músculo de la elección: cambiar el “debo” por el “tengo la oportunidad de”. He visto a mi alrededor gente que convirtió un trabajo aburrido en uno que se terminó disfrutando plenamente. El trabajo seguía siendo el mismo pero el cliché se materializó: la actitud lo cambió todo. Hay que recordar que hay gente que no hace al 100% ni aquello que dice amar y gente que aprende a amar lo que hace en cualquier parte.

El aprendizaje que surge de sacar lo mejor a cualquier cosa en que se trabaje, puede ayudar a construir una mentalidad que, aplicándose a cualquier otra faceta de la vida, va a parecer un superpoder. No hay como quienes pueden sacar lo mejor a todo y mantener esa mentalidad de principiante. Sin embargo, el hecho de que no sean las grandes mayorías quienes alcancen esa vida indica que no es ni fácil ni cómodo: la “aceptación voluntaria de superar obstáculos innecesarios” significa estar constantemente en una posición en la que emprendes algo en lo que inicialmente apestas, como diría Rogan. Pero también está esa confianza de que la fase de “apestar” va a pasar, porque todo se puede mejorar.

En lo personal, me ha costado y me sigue costando llevar esta actitud a la práctica, así que no se vaya a creer que pretendo vestirme con el traje del gurú, que no hay de mi talla. Pero sí confieso mi intención: quiero vivir una vida de aprendizaje. Y disfrutar de la incomodidad de apestar haciendo algo y luego mejorar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s