#Libros – febrero 2020

He leído dos libros en el mes de febrero de este año. Además, he empezado a leer “Al Este del Edén”, novela del grandísimo John Steinbeck (pondré el resumen en el mes en que termine de leerlo). Comparto con ustedes los que terminé en febrero por si están en búsqueda de nuevos libros:

  • Discover Joy in Work” de Shundrawn Thomas

Es un libro interesante. El autor, presidente de una compañía global trillonaria, escribe un libro cuyo argumento central se basa en la posibilidad que tienen las personas de descubrir el gozo en el trabajo, cualquiera sea éste.

Existen desigualdades sociales que deben ser abordadas y ambientes perjudiciales en los que las personas son tratadas como cosas y que no son sanos para nadie. Por otro lado,  hay una gran cantidad de trabajos que ofrecen cierta posibilidad de control. Sin embargo, también está esa gente que no es capaz de alcanzar la satisfacción ni en el mejor de los ambientes laborales. Es por ello que el autor escribe desde una perspectiva más personal que social, poniendo la responsabilidad del gozo en las manos del individuo.

Más allá de algunas frases trilladas y unas pocas afirmaciones que algunos estudiosos del trabajo quizás podrían contradecir con mayor evidencia, Thomas ofrece ciertos consejos que valdría la pena tomar en consideración. Es interesante ver como el autor, que es un cristiano protestante, escribe a partir de sus valores más profundos y los traslada al ámbito laboral. Digo esto porque es usual escuchar que las personas deben dejar los valores que provienen de sus creencias en casa, mientras gente como Thomas los establece como una forma de vida que no se puede fragmentar.

El poder de la actitud y una interpretación sana y productiva de las circunstancias son conceptos popularizados por el estoicismo, pero que forman parte importante de cualquier sistema filosófico que promueve el bienestar y la responsabilidad de los seres humanos. Thomas hace hincapié en la posibilidad que existe cuando se toma el control de la propia actitud para dar lo mejor en el trabajo y vivir agradecido. Comparto una de sus frases, que me he permitido traducir:

“En lugar de tratar de encontrar la ocupación perfecta, enfócate en ser perfeccionado en tu trabajo diario. Tienes talento innato, habilidades desarrolladas y potencial sin explotar aún por ser revelarse. Si bien algunas opciones ocupacionales naturalmente te quedan mejor que otras, puedes cobrar vida a través de cualquier vocación que estés siguiendo hoy. Simplemente tienes que entregar tus manos, tu cabeza y tu corazón completamente a tu trabajo”.

 

IMG_20200303_142756

 

  • Steal like an artist” de Austin Kleon

Traducido como “Roba como un artista“, es un libro simpático y contiene esos “nuggets” de sentido común que tanto pueden llegar a gustar. No por eso deja de tener partes interesantes ni tampoco pierde razón cuando dice que los mejores artistas se han influenciado de otros y, a partir de esa influencia, han creado una obra que tiene una impronta propia. Por supuesto, el verbo “robar” es más polémico y, por tanto, contribuye más a las ventas; sin embargo, el verdadero sentido al que se refiere el libro tiene que ver con dejarse influenciar para crear.

El subtítulo del libro podría traducirse como “10 cosas que nadie te dijo acerca de ser creativo” y debo confesar que no me quedó claro si la intención es ironizar o si sencillamente es una estrategia de mercadeo auto-contradictoria, debido a que en algunas de sus páginas el autor confiesa que no hay nada nuevo y, por tanto, bajo ese mismo criterio, no existirían 10 cosas que nadie te haya dicho.

Sin perderme en trivialidades, tengo esta idea de tratar de quedarme con lo mejor de lo que leo, así que compartiré algunas de las cosas que más me interesaron:

  • El consejo N° 2 de los 10 dice “no esperes hasta que sepas quién eres para empezar“. Esto me hace recordar la frase de Herminia Ibarra, citada por David Epstein en su libro “Range”: “aprendemos quienes somos en la práctica, no en la teoría“.

Muchas veces quienes producimos trabajo creativo queremos esperar a que las condiciones estén perfectas y sepamos exactamente quienes somos y qué queremos. Sin embargo, en el fondo sabemos que hoy, con lo que tenemos a la mano, podemos empezar a crear. No tiene que ser una flor de monumento: puedes contribuir con una pequeña estrofa a la canción del Mundo.

  • El consejo N° 9 dice “sé aburrido: es la única forma de hacer el trabajo“. Gracias a esta parte conocí una cita de Gustave Flaubert que me ha encantado: “Sé regular y ordenado en tu vida, de modo que puedas ser violento y original en tu trabajo”.

Me gusta esta parte del libro: el autor desmitifica la falsa y trillada necesidad de vivir a lo “rockstar”, requisito imaginario para vivir una vida genuina y original. Por mi parte, las únicas verdaderas estrellas que conozco, ¡sí que brillan!, pero están fuera de esta galaxia. Siempre será mejor cuidar de uno mismo y tener hábitos productivos, para luego crear “violenta y originalmente” en el sentido flaubertiano.

Otra parte de este mismo punto se refiere a conservar, al menos temporalmente, el trabajo de oficina, el cual muchas veces proporciona la compensación suficiente para tener el privilegio de no preocuparse por la siguiente comida y que, además, significa la posibilidad de servir a otras personas. Además, resalta la libertad creativa que representa el no tener que producir algo “para vender”.

En ese punto concuerdo plenamente con él: no hay nada más refrescante que hacer una canción libre. Eso no está en contradicción con la posterior intención de compartirla con el mundo. Quizás incluso podría tener éxito. Pero no es la búsqueda del “éxito”, ni la codicia, ni la utilización de fórmulas recicladas hasta el hartazgo lo que determinó el nacimiento de esa canción.

  • El consejo N° 10 dice “la creatividad es substracción“. El autor señala correctamente que “nada es más paralizante que la idea de las posibilidades ilimitadas”.

Entonces propone que el bloqueo creativo sea superado a través de la auto-imposición de ciertas restricciones. Pese a sonar paradójico, el autor señala que cuando se trata de trabajo creativo, “las limitaciones significan libertad”. Esto me hace recordar una gran frase de Søren Kierkegaard:

Cuanto más se limita una persona, más inventiva se vuelve

 

IMG_20200226_092815

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s