Un nuevo año

primera foto nuevo disco

Empieza un nuevo año y con él grandes posibilidades. Es en estos primeros días que solemos plasmar los trazos frescos de nuestra esperanza en el papel blanco que nos representa el inicio de este período nuevo.

Algunos de mis trazos dejan evidencia de mi emoción: he cumplido el viejo sueño de laborar como especialista legal en una Institución determinada (a la cual quería ingresar desde hacía aproximadamente cinco años) y la bendita posibilidad de servir a través de ella. Sigo siendo servidor público, pero esta vez en una faceta distinta. Tengo planeado, inicialmente, adaptarme a mi nuevo ritmo para luego empezar a implementar las estrategias que me permitan desarrollar mi trabajo de la manera más inteligente y productiva. Encuentro fascinante el haber empezado el primer día hábil del año en esta nueva oficina y me siento agradecido por las personas que me recibieron: es mejor de lo que esperaba.

En lo que a mi faceta de cantautor se refiere tengo un proyecto ambicioso en mente: terminar de escribir y, si resulta posible, empezar a grabar un disco conceptual (ya tiene el título y una idea general). Ya me encuentro en proceso de escribir un grupo importante de canciones. Luego seleccionaré aquellas que mejor suenen y que vayan con la idea central del disco. Espero grabar al menos un par de singles este año y sacarlos. Hay trabajo por hacer, gracias a Dios.

Pese a pertenecer a mundos que podrían considerarse distintos, tanto en mi trabajo como especialista legal, como en el de músico, pienso que la satisfacción está más ligada al proceso que al resultado. La experiencia del día a día y las cosas a las que decida atender son las que configurarán una experiencia satisfactoria. De ser así, los resultados tan anhelados llegarán como consecuencia, lo cual generará incluso mayor bienestar. Que la esperanza sea complementada con trabajo bien hecho.

Bendiciones para todos. Que construyan un gran año.

Andrés.